Nuestras pruebas se pueden configurar en inglés, francés, húngaro, japonés y esperanto. Para obtener el servicio en esos idiomas deben ponerse en contacto con nosotros por email (timeparadoxescape@gmail.com) o por teléfono (652 42 53 70) al menos 24 horas antes de la fecha de la partida.

Sí se puede. No obstante no contamos con instalaciones específicas para bebés. (Estación de cambio de pañales, sala de lactancia, etc). Los bebés pueden acceder a la sala siempre que se encuentren en un cochecito o en brazos de un adulto.

Sí. Las instalaciones cuentan con ascensores, servicios y puertas adaptadas. Las pruebas se pueden configurar para realizarse en silla de ruedas bajo previo aviso en el cuestionario de reserva o llamando al 652 42 53 70.

No ofrecemos devoluciones para el sistema de reserva. Se puede cambiar la fecha de la partida hasta 24 horas antes del inicio de la misma. Para cambiar la reserva llame al 652 42 53 70.

Debido al tamaño de la sala y el número de pruebas que tenemos no recomendamos que los grupos sean superiores a los 6 jugadores. De manera excepcional y bajo previa consulta telefónica se permiten hasta dos jugadores extra por un precio de diez euros por cada jugador adicional. No obstante no lo recomendamos ya que la experiencia del juego se puede ver afectada por la gran cantidad de jugadores.

En caso de una demora importante el tiempo se restará de los 60 minutos de la sesión de juego, por lo que se tendrá menos tiempo para realizar las pruebas.

Es suficiente con acudir a la hora puntual a la que se tiene la reserva. No es necesario llegar antes de la hora citada.

Debido a la dificultad de las pruebas no consideramos que esta sala sea apta para un grupo exclusivamente formado por menores de 15 años. No hay problema alguno en que haya jugadores menores de 15 años siempre y cuando el grupo esté formado en su mayoría por adultos. En caso de duda llame al 652 42 53 70.

No. La sala cuenta con un sistema de apertura de la puerta en caso de emergencia, el cual puede ser utilizado en cualquier momento. Los jugadores nunca estarán realmente encerrados.

No. Para asegurar que la sala sigue siendo un misterio para la gente que aún no ha venido, los teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos con cámara o acceso a internet no están permitidos.

Una vez dentro de la habitación, el tiempo máximo es sesenta minutos. No obstante antes de entrar se darán unas pequeñas instrucciones. Normalmente el máximo de una sesión no suele pasar de la hora y media.

Una Escape Room es una habitación en la cual un grupo de jugadores será “encerrado” y tiene que resolver una serie de pruebas de habilidad, percepción e inteligencia para poder escapar. Es similar a una gymkhana pero con un repertorio de pruebas mucho más variado y original.